Stephen R. Lawhead

Cuando estaba en la preparatoria, mi maestro de Química, en buen Gus Gus (qué habrá sido de el?) se dió cuenta de mi gusto por la lectura y me regaló un libro que en aquel entonces me gustó mucho. Lo leía durante los recesos (antes de que hiciera su clásico comentario de: dime un número del uno al 20, o al 10, o al 35, dependiendo de cuánta gente se le antojaba tener el el salón de clases y todos saliéramos corriendo al salón. El numero que decían era el numero de alumnos que entraban después de él y nada más 😛 jaja… lindos recuerdos de mi prepa)…

Pero decía que Gus me regaló un libro que en aquel entonces me atrapó, se llamaba Taliesin. Hablaba de la Atlántida y de otro país (Britania) donde se desarrollaban dos historias que al final se juntaban. Lo leí en una semana, me lo bebí con muchas ganas y entusiasmo pero en aquel entonces los estudios también ocupaban gran parte de mi tiempo. El libro lo presté a un amigo y nunca supe mas de él.

Hace un par de años, paseando en una librería (el péndulo de Santa Fé, todavía lo recuerdo). Me volví a encontrar con ese libro. Sólo con la portada lo identifiqué y me trajo muy buenos recuerdos. Lo compré. Lo tuve en mi librero unos meses mientras terminaba de leer algunos otros libros. Hasta que un día lo ví y decidí leerlo de nuevo. Y no imaginé con lo que me iba a encontrar. Recordé perfecto cada uno de lo capítulos, los personajes y la historia. Y al terminar, noté que era sólo el primer libro de una serie. Investigué y vi que la serie constaba de 5 libros: Taliesin, Merlín, Arturo, Pendragón y Grial y juntos formaban el Ciclo Pendragón de Stephen R. Lawhead. Compré el segundo y le pasé Taliesin a Altamar, para que también lo leyera. (Hoy Altamar está leyendo Merlín, y mi mamá Taliesin :P)
Ahora me encuentro enfrascada leyendo el tercer libro del ciclo: Arturo. En aquellas épocas preparatorianas nunca me imaginé que este libro que leía continuaría y ahora me encontraría leyendo sobre la historia de Inglaterra, el Rey Arturo y el Mago Merlín. Estoy realmente fascinada con la serie. El género de los libros es literatura fantástica, pero algo ha de haber tomado de la verdadera historia de Inglaterra y el Rey Arturo si es que existió. No sé si hay evidencia real de que éste personaje haya existido o sea sólo parte de la historia, mitología ó fantasía de Inglaterra. Pero los libros están muy buenos (si te gusta la literatura fantástica); llenos de personajes maravillosos, guerreros valientes y leales, batallas sangrientas, héroes y magos, así como los antagonistas perversos que siempre buscan derrotar al héroe.

Estoy por terminar el tercer libro y aún me faltan dos más, y su autor, Stephen R. Lawhead, ya se ha ganado un lugar en mi biblioteca y en mis gustos literarios. Seguiré leyendo sus libros seguramente.

Si buscan en internet información sobre Taliesin, Merlin o Arturo, encontrarán miles de historias míticas y leyendas sobre ellos, unas que se parecen a la historia de los libros y otras muy distintas, pero todas interesantes y que a mi me llaman mucho la atención. Amo la literatura fantástica.

Anuncios

El tiempo pasa volando!!

Hace un rato caminaba por insurgentes (cómo me gusta esa avenida!), y de repente me puse a pensar en el tiempo, en cómo pasa, en como se va volando, en como te va cambiando.

Me puse a recordar fechas y caí en cuenta de que exactamente hace un anio andaba yo paseando en Espania.

Y de repente me entra la nostalgia. y me emociono al leer los posts qu escribí desde allá y me pongo a recordarlo todo, fueron unos días increíbles, de verdad que no me arrepiento, ni nunca me arrepentiré de haber vivido todo lo que viví en esos días a pesar de las consecuencias que hubieron a mi regreso a México.

Y bueno, aunque mi vida y mis planes van cambiando conforme pasa el tiempo, se que algún día regresaré, y lo mejor es que creo que no lo haré sola.

De lo que hacía hace un año…

Hoy cuando desperté (por segunda vez, jeje, por cierto, gracias!! la pasé genial ayer :D), pero decía que cuando desperté, traia en la cabezota un “¿que estaba haciendo hoy hace un año?, ¿cómo despedía el 2004?” y entonces me eché un clavado a mis archivos (me encanta poder hacer eso en el blog)

Me encontré, en la misma fecha de hoy, éste post. Jiji, curioso, ayer estaba recordando que justo ésta semana se está llevando a cabo el SIAM 2005. Yo creo que este año ya no fuí, pero pos ni modo, el sabadito es la Fiesta Brava y se pondrá re bien!!, por cierto, dejo de nuevo la invitación por aqui para los que no estén enterados aún:

Asi que, preparense para el buen rato, y yo me preparo también. Y de lo de hace un año, sin duda, este año lo estoy cerrando muchísimo mejor, con mucho ánimo, con ganas de hacer muchas cosas, y con mucho, mucho amor.

Nos vemos el sabadito!!

No me gustan los chocolates

Me moría de hambre hace ratito y salí a la tienda… brrr, que frío está haciendo, por cierto. Me compré mis bimbuñuelos (soy adicta a los bimbuñuelos :P), mi juguito y un chocolatote Milky Way.

Y es que, aunque suene mamila, no me gusta ningún chocolate, excepto el Milky Way.

Cuando era chiquita (mas chiquita, jeje); llegaba a la casa de mis abuelos y me iba derechito al closet de mi abuelito, lo abría (sus corbatas siguen ahí a la fecha, snif) y hacía una operación escalada por los cajones del armario, hasta llegar hasta arriba (más de una vez estuve a punto de azotar poca madre). Allá arriba, en la orillita, encontraba el bote de los chocolates, de esos mini, y eran Milky Way. Me bajaba con el bote y mi abuelo siempre me encontraba escondida comiéndome los chocolates 😛 muchos años después me dijo que los ponía ahi a propósito, porque sabía que iba a llegar a buscarlos.

Yo creo que es por eso que sólo me gustan esos, porque de verdad el sabor de cualquier otro chocolate no me gusta nadita, además de que cualquier cosa que me haga referencia o me recuerde a mi abuelo, es bien significativa para mi.

Iba a poner una fotito donde le estaba pegando tremenda mordidota al chocolatote, pero no encuentro mi camarita 😦 asi que se las debo…

Y ora si, por fin es viernes!!! :D:D:D y ya solo faltan 5 horitas y media pa salir de aqui corriendo.

Buen fin de semana.

Un vistazo al pasado

Skene, la semana pasada, me pasó la estafeta de este post, asi que ahi voy:

Hace 10 años yo…

Vivía en el pueblo, en Joco, y estudiaba la prepa en Atlacomulco. De la prepa tengo muchísimos recuerdos, fué una época muy linda. Mis profesores, los desfiles, las clases, los amigos, Leo y Gus (eran mis profes de Álgebra y Química). Era yo un ratoncito de biblioteca, estudiosa y bien portadita (ja, quien me viera). Mi vida se desarrollaba entre Joco y Atlacomulco, entre semana iba y venía todos los días y la pasaba en la escuela, regresaba en las tardes a Joco, llegaba al centro, y veía ahí casi todos los días a Beto, un muy buen amigo que fué el causante de que yo no me decidiera a estudiar veterinaria, jeje. Después bajaba a la casa a comer y en las tardes volvíamos a reunirnos en el centro, en el kiosko, a platicar y pasar la tarde. Los fines de semana eran moviditos, al mercado con mi mamá y los domingos levantarme tempranito para estar a las 8 de la mañana en la cancha de basquet del centro, mi hermano jugaba con uno de los mejores equipos de Joco, los “Esturiones” y yo llevaba la mesa en los partidos, Cachitos era árbitro y siempre le ayudaba, excepto en los clásicos “Toros morados vs Esturion” porque decían que les ayudaba a mis amigos, je, nunca supieron perder esos Toros 😛

Las cosas en casa eran difíciles, yo nunca pude llevar una relación muy buena con el esposo de mi mamá y su hijo, así que prefería estar fuera de casa el mayor tiempo posible, con mis amigos o en la escuela. Las fiestas en ese entonces eran las que organizabamos con los esturiones, por todo hacíamos fiestas, jeje.

Mis mejores amigas eran Yenny y Fabiola, las de la foto. Andábamos pa todos lados juntas, me las llevaba de vacaciones a Celaya con mi papá y nos íbamos de tour por el bajío. Pasamos muchos buenos ratos juntas. A la fecha a Yenny la sigo viendo, es un año menor que yo y ahora está casada, tiene dos niños y se fué a vivir a León. De Fabiola hace años que no sé nada.

Mis amigos de entonces eran ellos:

De izq a derecha: Juanjo, a este escuincle lo quiero haaarto, le digo que parece el novio de mi hermano porque siempre se ha preocupado mucho por él y se que lo quiere mucho, además de que un tiempo eran uña y mugre. Luego ta el Pisky, que era el hermano de Fabiola y no se que ha sido de su vida, Fabiola después y Rafa atrás de ella. El de la camisa del Pato es Carlos, que sé que se casó y vive en Toluca pero hace mucho no lo veo, y fué uno de mis primeros novios de a “devis”, duré casi tres años con él :S. Luego está Anel, o “pato” pa los cuates, es una de las “chicas superpoderosas” y fué mi vecina en Toluca, además de que nos conocemos desde la secundaria. Saulito después, que fué el otro testigo de la boda civil de mi hermano y sigue en Joco también. Memo, que lo último que supe fué que está en el df, casado y con una bebita. Luego ta el Cachitos, que también ha sido uno de los que siempre ha estado con nosotros, organizador del basquet y las pachangas y un muy buen amigo. Abajo a la izquierda toy yo :P, luego mi hermano, el Chiqui, al que vi ahora en la boda y parece que también se matrimonia el año que entra, y luego mi prima Aletita, que jalaba chido con nosotros allá en el pueblo también. Jijos, viéndonos así, muchos años (y muchos kilos) menos, puedo decir que aquella fué una época muy muy padre de mi vida.

Hace 5 años yo…

Estaba a más de la mitad de mi carrera y vivía en Toluca con mi hermano. Acababa de hacerme la cirugía de mi nariz y justo en mi cumpleaños numero 22 mi bicha llegó conmigo:

En ese entonces salía mucho con los compañeros de la carrera de mi hermano, y hacíamos pachangas a cada ratito en el departamento con ellos. Muchas historias y parejas salieron de esas fiestas, ja. Ibamos pa todos lados juntos, acababa de terminar con Carlos y me destrampé, era demasiado celoso y no me dejaba hacer nada, entonces agarré vuelo con ellos y la pasaba muy bien. Hasta mi hermanito llegó a reclamarme porque salía con sus amigos, jojo. Después conocí a Ernesto, Pedro y Daniela y fué otro boleto. De las fiestas del depa hay muchas fotos y buenos recuerdos también:

En la foto tamos Lenita (a la izq) el Flaco (arriba) una chava que solo fué esa vez al depa :P, Tommy (arriba derecha), Rafa (abajo derecha, Yo (abajo en medio) y Axel (abajo a la izq). A Rafa, Tommy y al Flaco los vi este fin en la boda de mi hermano, de Axel no se que fué y a Lenita la veo de vez en cuando.

Ayer yo…

Me la pasé flojeando todo el día en la casa, descansando de los desvelones del fin de semana, medio enferma de gripa y tos (hacía un frío del demonio en Joco), descargando fotos, armando rompecabezas y platicando con mi amá y mi abue de las anécdotas de la pachanga. Y además, medio sensible, chillona y feliz por tener a Memo conmigo 😀 (jaja, lo cursi se me escurre últimamente :P)

Pos yastufas Skenita, las otras preguntitas te las debo, pero esto era lo chido no? 😛

De la Universidad

Siempre fuí ratoncito de biblioteca.

Primaria, secundaria, prepa, mejores promedios, excelentes calificaciones, lo menos que había sacado era un 7 en álgebra o algo así, nunca me entraron los números aunque mi profesor de matemáticas en la prepa era poca madre, el buen Leo Rivera, y además yo era la “consen”, jaja, todavía recuerdo su cara cuando le decía a mi hermano: “Juan Carlos, tu hermana es la consen… tu noooooo” y movía su dedito de un lado a otro. Cerebro, le decía Boris… “¿¿pero cómo le hiciste Cerebro??” desde el fondo del salón donde se sentaba el “dream team” Boris, Alán, Porto, Paco y el Osito… jajaja!! que buenos tiempos aquellos…

Después entre a la universidad en Toluca y era una completa antisocial. Cuando había que hacer trabajos en equipo siempre pedía que me los dejaran hacer sola aunque fuera mas trabajo, a veces me dejaban, a veces no y entonces de todas formas pedía hacer casi todo yo mientras los demás se hacían tontos y acababa regalándoles la calificación. En parte porque no me gustaba que las cosas no se hicieran como yo quería y en parte porque tenía un novio excesivamente celoso, que aunque vivía en Joco me tenía checadísima… por eso casi no tenía amigos, de la escuela al centro por material, de ahi a la casa y hasta ahí. No recuerdo en qué momento decidí mandar a volar a este guey pero creo que la gota que derramó el vaso de mi paciencia fué cuando fué a hacerme un numerito a la facultad porque uno de mis pocos amigos me había regalado un cuadro poca madre de un caballo por mi cumpleaños…

Zafándome de esto comencé a relacionarme un poquito más con mis compañeros, aunque seguía siendo huraña y solitaria. Plata se convirtió en uno de mis mejores amigos, él y Adrián. Y ya después Karla, Liliana, Yenny, Badillo, José… en fin, todo era un poquito más normal… hasta que conocí a Ernesto, Daniela, Pedro, Alonso y todos ellos en el festival Quimera hace unos 5 años.. entonces fue el degenere total, me destrampé, me fuí a extraordinarios, no llegaba a casa, me la pasaba en la pachanga… pero esa es otra historia, jaja.

Todo este choro mareador era sólo para recomendar el trabajo de uno de mis compañeros de la Universidad (es increíble como voy hilando historias y podría pasar horas escribiendo sobre la escuela y todo lo que pasó en esa época).

Carlos Badillo. Un muy buen amigo y compañero, que siempre se destacó en la escuela en especial por sus ilustraciones, hace un rato recibí un correo con el link a su portafolios, y vale la pena echarle un ojito. Es un buenazo! Y que gusto saberlo contento, con Yenny y sus bebés, y con tantos premios y reconocimientos. Esos son mis cuates! jejeje

Pinche traumada…

Si, me cae que si.

Ya que está tan cercano el triple aniversario (muajaja), me ha dado por echarme clavados a mis posts anteriores, y hoy me acordé que no he posteado el pilón de mi viaje a España. Y bueno, como me traumé, haré en este post, una recopilación de todo el viajecito… jeje:

22 de abril
23 de abril
24 de abril
25 al 27 de abril
28 de abril
29 de abril
30 de abril y 1 de mayo
2 de mayo
3 al 5 de mayo
6 de mayo
7 de mayo

Y aqui el pilón, con unas fotos extras de las curiosidades que me encontré en el viaje 😀


Las lindas moneditas de chocolate de starbucks junto a mis primeros euros 😀


Los letreros de las cajetillas de cigarros eran loquisimos!


Los graffitis de Granada


Nuestros nutritivos desayunos: Jaime y Su: café y cigarros; Kalbo cafecito, Uraitz chocolatito y yo mi jugo de naranja.(jaja, las comidas eran mejores… en los bares :P)


El nombre de esa librería me encantó 😛


Ese era un billete que tenía un sello del país Vasco, que ya no aceptaban en ningún otro lugar.


Esa era mi calle en Vitoria, se llamaba “Txikitxoa” que quería decir “chiquita” jeje 😀


La recámara de Uraitz (snif, ya no viven ahi)


Y la maquinita donde me conectaba a internet en las estaciones de autobuses 😀 era caro: 1 euro 15 minutos, pero me sacaba del apuro cuando de avisar que me quedaba mas tiempo se trataba, jaja. Y me faltó tomar la foto de las maquinitas expendedoras de libros en el metro de barcelona… fué otra de las cosas que me impresionaron.

En fin… ya regresaré.

Ella sigue de viaje

Me encontraba ayer tranquilamente papaloteando en un Sanborns, hojeando revistas y checando que había de nuevo en libros cuando me topé de frente con un rostro conocido en uno de ellos y cayeron de golpe mil recuerdos en mi loca cabeza.

Y era él y su nuevo libro de cuentos. Y el recuerdo en especial de aquella tarde en el bar de sanborns en coyoacán, donde me leyó el borrador de “El cielo de Néuquen” y me comentó que se lo dedicaría a Daniela (te extraño Dany).

Y pongo su nombre en google y me avienta un montón de buenas noticias de Luis Felipe, entre ellas que este jueves 11, a las 7 de la tarde, presenta su libro allá en la sala de lectura del Instituto de Cultura de Baja California, en Tijuana, (entrada libre). Y el viernes 12, a la misma hora, en Ensenada Qué lástima que estoy tan lejos, pero desde acá, donde quiera que ahora estés, y por los buenos recuerdos, un abrazo grandotote y mil felicidades por el nuevo hijito. Al rato voy por el.

Si tienen oportunidad de conseguir cualquiera de los dos libros y leerlos, no se van a arrepentir 😉 “Todos santos de California” es buenisimo y el nuevo debe ser mejor. Y si alguien que ande por aquellos lugares se lanza a la presentación, por favor… denle un gran abrazo de mi parte.