!Que Viva la teta!

Gabriel la próxima semana cumple 11 meses, y somos tán felices dando y recibiento teta!

Si, varias veces he discutido con quien no comparte ideas de crianza conmigo, cuando me sacan de mis casillas por decir que “respetan opiniones” y luego dicen que somos unas ridículas quienes optamos por una lactancia prolongada. He aprendido a mantenerme callada (a menos de que me ofendan a mi o a mi hijo), para no pelear.

Hoy otro comentario del estilo me dio pie a escribir. -pero es que ya no necesita tomar leche de noche- y yo me pregunto: a quien le molesta? Porque a mi no! Amo que mi hijo duerma a mi lado, que sepa que si se despierta, al voltear me encntrará junto a el, que duerma tranquilo, confiado, sin miedo, seguro. Que no duerme “de corrido” pues no! Pero quien lo hace? Un adulto se despierta varias veces durante la noche, yo lo hago, y duermo con un vaso en el buró porque normalmente despierto con sed, tomo un poco de agua y vuelvo a dormir. Entnces, por que querer que un bebé haga algo que ni los adultos hacmos? Ademas, dar la teta no sólo es alimentar su cuerpo, es MUCHO mas que eso!

Yo por eso, digan lo que digan, seguiré disfrutando esto, y aplicaré esto que leí por ahi :

Si tiene suño: TETA
Si acaba de desperta: TETA
Si tiene hambre: TETA
Si quiere mimos: TETA
Si está enfermito: TETA
Si está content: TETA
Si está triste: TETA
Si hace pucheros: TETA
Si está intranquilo:TETA
Si pone caras raras: TETA
Si solo quiere teta: TETA
Si estamos felices: TETA

Y ante la duda: TETA

Y según quién los bebés a determinada edad ya no deben pedir teta de noche? Según los mismos que dicen que hay que destetar a los 6 meses? Que hay que dejarlos llorar? Que más vale un manazo a tiempo? No, gracias, yo no estoy ni nunca estaré de acuerdo, yo no hago esas cosas y soy muy feliz criando con apego y con respeto a mi hijo, con la pena…

Por cierto, ya llegará el día en que no quiera más teta y que no quiera más dormir conmigo… Mientras, lo disfrutamos! 😉

Anuncios

Cerquita del corazón

20131013-223017.jpg

Esta semana se celebró la Semana de la Crianza en brazos. Hace un año estaba en un evento en el Franz Mayer, embarazada de casi 8 meses, emocionada por empezar a zambullirme en un mundo en el que ahora estoy completamente inmersa: la crianza respetuosa, la crianza con apego.

La semillita de todo esto la sembró en mi Gretel, mi Doula, en las clases de preparación para el parto, después poco a poco fui investigando y agregando a mi fb personas que hablaban de estos temas. Por ahi me enteré del evento en el Franz y en ese evento conocí a personas que se han vuelto importantes en este proceso mío de aprender a ser mamá y criar a un niño feliz. Entre ellas Adry de minimahue, Lety Jimenez de Criando Creando y Roxy González de Escuela para padres primerizos. Con Adry he seguido en contacto y a ella le he comprado casi todos mis trapos de lactancia y para cargar a mi chiquillo, y digo casi porque el primero que tuve fue un regalo de mi prima Jimena, un fular gris que fue el primero con el que a las dos semanas mas o menos cargué a mi niño cerquita de mi corazón. Desde el primer momento me encantó y a el también! Se quedaba dormidito en mi pecho mientras yo podía hacer algunas cosas en casa, bajar a comer con la familia cuando pude hacerlo, salir a nuestras primeras clases de masaje infantil. Pero después compré mi fular elàstico Minimahue y desde entonces me hice fiel a la marca, me gustó su calidad y sobre todo la atención personal de Adry. Ese fular azul se hizo mi mejor amigo, con el iba y venia con Gabriel, en casa, en la calle, en el metro, en el super, me da gran seguridad el traerlo pegadito a mi. Ahora ya casi no lo uso, pues mi Gabrielito pesa ya 10 kilos y está enorme, pero usamos un lindo Mei Tai de tirantes rígidos también de Minimahue, además de que está por llegar mi fular orto para cargar a la cadera a mi bebesote 🙂

Los talleres a los que he asistido también han sido muy importantes, pues ahí he aprendido cuestiones básicas de evuridad, mejorado mi técnica así como la postura de Gabriel y ensayado nuevos nudos. Mi reto siguiente es animarme a cargarlo en la espalda, ya lo haremos algún dia, lo he intentado algunas veces en casa pero aun no me siento segura para salir. Toda esta enseñanza y asesoría la agradezco con el corazón.

Soy muy feliz con la relación y el vinculo que he creado con mi pequeño, gracias a la lactancia, que hoy a los 10 meses y medio continuamos y continuaremos hasta que el no quiera más, gracias al colecho, que disfruto tanto, gracias al porteo y a llevarlo siempre piel a piel. Sólo quiero que el crezca feliz, que se convierta en un hombre bueno que ame y respete a las personas a su alrededor, y a su planeta y ambiente. Quiero ser un buen ejemplo para el, quiero que se sienta orgulloso de ser mi hijo y yo de ser su mamá que eso, desde que llegó a mi vida lo hace. Es un hermoso ser humano que me eligió como su guía en estos primeros años de su vida y al que espero nunca defraudar.

Seguiré aprendiendo, investigando y compartiendo todos estos temas, buscando en personas con ideas similares a las mías apoyo, comprensión y guía. Mi circulo social ha dado u n giro de 360 grados, ahora hablo, salgo y comparto con mamás, niños, personas que como yo, buscamos criar con respeto y apego sin importar lo que la gente diga, y este apoyo se ha vuelto crucial en esta etapa. He conocido personas lindisimas, me he unido a esta tribu moderna, real y virtual de la que aun tengo mucho que aprender.

Y por eso hoy celebramos en la caminata de colores, la crianza en brazos, y me dio muchísimo gusto ver tanta gente unida, ojalá seamos cada día mas y más. Criando a nuestros hijos con amor y bien cerquita de nuestro corazón ❤