Choices

Recuerdan el comienzo de aquella bizarra película de los 90 llamada Trainspotting???

Trainspotting

El fin de semana me acordé de ella:

Choose Life. Choose a job. Choose a career. Choose a family. Choose a fucking big television, choose washing machines, cars, compact disc players and electrical tin openers. Choose good health, low cholesterol, and dental insurance. Choose fixed interest mortage repayments. Choose a starter home. Choose your friends. Choose leisurewear and matching luggage. Choose a three-piece suite on hire purchase in a range of fucking fabrics. Choose DIY and wondering who the fuck you are on a Sunday morning. Choose sitting on that couch watching mind-numbing, spirit-crushing game shows, stuffing fucking junk food into your mouth. Choose rotting away at the end of it all, pishing your last in a miserable home, nothing more than an embarrassment to the selfish, fucked up brats you spawned to replace yourself.

Choose your future.

Choose life.

Y es que (aunque no tenga nada que ver con el desarrollo de la película), exactamente estuve pensando en eso, en todas las elecciones y decisiones que he tenido que tomar para llegar hasta donde estoy, en todas las decisiones y elecciones que tendré que tomar en estos días, y en el futuro, para llegar a donde quiero llegar.

A veces es difícil decidir entre dos caminos, entre dos oportunidades, entre dos posibles fiestas, entre dos bebidas, entre dos personas, entre dos o más posibilidades para seguir viviendo, para perseguir los sueños, y pensar siempre, en que la decisión que tomamos es la mejor. Si, a veces es difícil.

Pero también, que lindo es cuando te das cuenta de que la elección fué la correcta. O, cuando te das cuenta de que al mismo tiempo de que elegiste a alguien, también te eligió a ti.

Puzzle

A veces me imagino mi vida como un gran rompecabezas. Miles de piezas revueltas que hay que intentar acomodar. El resultado final puedo imaginarlo (o soñarlo) pero a ciencia cierta no sé cual vaya a ser.

19378109.jpg

Poco a poco las piezas de mi rompecabezas se han ido acomodando, y las veo como experiencias, conocimientos, personas, lugares que juntos han ido formando lo que ahora soy, lo que ahora es mi vida.

19378109.jpg

Han habido piezas equivocadas, piezas que intenté acomodar en la gran figura y no entraron, otras parecía que lo habían hecho pero al acomodar la siguiente me di cuenta de que no era la pieza correcta. Han habido piezas llenas de color y otras oscuras y difíciles de acomodar. Hay unas que se acomodaron fácilmente, algunas que contrastaron demasiado y algunas otras que llegaron a darle un poco de color a algun pedazito que era demasiado gris.

Y entre todas ellas, hay algunas piezas clave. Algunas están ya en su lugar y otras seguro, se irán acomodando con el tiempo.

10032402.jpg

La pieza que le faltaba a mi corazón, está ahi ya, llena de color, llena de amor, llena de imagenes diferentes y palabras que me dicen que es exactamente la pieza que debe estar ahi. Y quizás, dentro de este pedacito de mi rompecabezas hace falta otra piececita que con el tiempo llegará también.

Que figura tendrá? Qué colores habrá? Algun día lo averiguaré.

Los ingredientes…

Hace algunos días, en algún lugar escuché esta frase:

Los ingredientes para el amor en pareja son tres: la comunicación, la confianza y la pasión.

Y me gustaron, aunque ya cada quien puede ir agregándole los propios a la recetita.

Yo le agregaría dos: la atracción física, mutua. Que lindo es que tu pareja te guste hasta el cansancio, que puedas pasar horas mirándol@ sin hastiarte, y sentirte, de igual forma, desead@. Y el otro sería la admiración, para mi, es muy importante también.

Algun otro que agregar??

Nada…

Nada… no hay nada que se compare con el escuchar latir su corazón confundiéndose con el mío tendidos uno sobre otro al terminar de hacer el amor… y dormir después enganchada a ese sonido (y a su mano), con el amor escurriéndoseme por los ojos.

Como liguita

Estira, afloja, estira, afloja…

Juntos, separados, juntos, separados, juntos, separados…

Tengo sueñito, no ando muy coherente, solo sé que sueño con el día en que no tengamos que separarnos otra vez.

Mis manos en la ventana, sintiendo como el tren se aleja, y mirandote a tí, que estás en el tren de enfrente, que va justo hacia el lado contrario… y empiezo a extrañarte.

Pero lo que siento crece dia con día.

Gracias por venir.