A Lightening

Anoche, al llegar a casa, no tenía sueño y empecé a ver una Película: “Meet Joe Black”, me quedé dormida…

En la mañana la puse y la ví completita, y como siempre que la veo, y por muy cursi que parezca, terminé berreando, ya me hacía falta llorar un poquito, así nomás, porque si.

Y me puse a pensar un poquito en esa cosa desconocida y que tanto temor nos da: la muerte. Y me gustaría que cuando llegue el momento, tenga la lucidez suficiente para darme cuenta y poder despedirme de la gente que mas quiero, como tuvo la oportunidad mi abuelo.

Y también me puse a pensar en las palabras de Bill Parrish a Susan (que por cierto, Anthony Hopkins ha sido uno de mis actores favoritos desde que estaba chiquitita):

“Pierde la cabeza, enamorate locamente de alguien que te ame de igual manera. Como encontrarlo? Olvida el intelecto y hazle caso al corazón”

Stay open, who knows? ¡Lightening could strike!

La Paloma de los Jueves

Ayer fué noche de Péndulo, y como siempre, estuvo genial. Además de que fuí feliz porque por primera vez en esta temporada pude llenar mis dos mesas, que tengo reservadas desde tempranito todos los jueves, hasta adelantito y al centro pa disfrutar el show siempre en primera fila… y hasta tuvimos que juntar otra mesa porque ya no cabíamos!! Y además esta ocasión el lugar estuvo a full Yeiii!! y lo más chido es que los que nunca habían ido antes, salieron muy contentos como pasa siempre. O no??
Mis brujas son la neta, y como cada jueves, invitan algunos otros músicos a echarse el palomazo con ellas y esta vez, le tocó a Miguel Inzunza Papitooooo!!! que bonito cantaaaaas!!! jajajaja!!! Buen taco de ojo pa las chicas, y neta, toca y canta muy, muy chingón.
Anduvo también por ahí Genaro Patraca, que yo no lo conocía, pero Skene hizo el favor de presentarme, y me dijo que es de los “hijitos” de Rodrigo Solis, choreros ambos. Y se reventó sus choritos junto a Leti en la guitarra. Chido también.

Más tarde platicaba con Raul y me preguntaba que cómo conozco tantos músicos. Le contesté que fué a raiz de mi amistad con la banda de Toluca, que comencé a conocerlos, a ir a los toquines, a acercarme a ellos, y a todos los quiero un chingo y nunca, nunca me cansaré de recomendarlos y de invitar a medio mundo a las tocadas y conciertos. Es algo que disfruto y que me encanta que disfruten los demás.

Al llegar al Péndulo, saqué uno de los libritos que cargo en mi bolsa en estos días, y aunque he leído algunos cuentos saltaditos, me puse a leer la introducción. El libro es “El hombre Ilustrado” de Ray Bradbury. Y al comenzar, habla de un camarero de Paris, con el que sostenía una plática:

Trabajo de diez a doce horas, a veces catorce -me dijo- y después a medianoche me voy a bailar, bailar, bailar hasta las cuatro o cinco de la mañana, y me acuesto y duermo hasta las diez y luego arriba a las once a trabajar diez o doce horas y a veces quince.
-¿Cómo consigue hacerlo? -le pregunté.
– Fácilmente -dijo-. Dormir es estar muerto. Es como la muerte. Así que bailamos, bailamos para no estar muertos. No queremos que eso ocurra.

Después, explica un poco cómo es que escribió algunos de sus cuentos y libros, para terminar la intro con este párrafo:

Termino como comencé. con un amigo camarero parisiense, Laurent, bailando toda la noche, bailando, bailando.
Mis melodías y números están aquí. Han llenado mis años, los años en que rehusé morirme. Y para eso mismo escribo, escribo, escribo, al mediodía o a las tres de la mañana.
Para no estar muerto.

Eso!!! eso es lo que tal vez debería responder cuando todos me preguntan ¿Como le haces para aguantar tanto? ¿Qué haces para tener tanta pila? ¿Para no dormir? Y es eso! Amo lo que hago (aunque laboralmente no esté tan contenta) Amo estar con mis amigos. Amo la música. Amo escribir en el blog. Y tampoco quiero morir. Creo que todos deberíamos encontrar eso que nos haga no querer morir. Y disfrutar y vivir la vida que nos tocó -y que nos vamos construyendo día a día- al 100.

Y despues de la tormenta…

Ayer fué un dia terrible, tan terrible que de plano no me quedó de otra mas q desahogarme al llegar a casa… con mi mamá. (cosa muy, muy rara, pues casi nunca me entiende, pero creo que de plano, si me veía muy mal, y después de oír mis insultos, argumentos y berrinches, hasta la razón me dió, ja)

Ya con la cabeza más fría puedo tomar hoy una decisión, y el corretear mis sueños se pospondrá un tiempecito más, lo necesario para terminar pendientes aquí, cerrar ciclos, y no hacer las cosas a la carrera. Si, sé que no tengo nada que perder, pero a estas alturas del partido prefiero hacer las cosas bien. Además debo estar aquí en diciembre, para la boda de mi hermanito, snif.

Llevo todo el día sin poder entrar a gmail y me frustra, no he podido saludar a los amigos ni seguir la plática, no sé ni siquiera si hayan escrito algo ya, ni la cofradía, ni mis primas, ni mis amigos. No he podido ver si un mail que espero ha llegado también. Carajo! me cae que todo se confabula… snif. Chicos, los extraño. aunque por otro lado, en el mensajero han estado dándome ánimos, haciéndome más leve este tiempo, contándome chistes de humor negro (jeje) y conversando conmigo. Eso, me cae, es lo que me sigue manteniendo aquí.

Y hoy… me desquito al rato con las brujas, en el Péndulo de Zona Rosa, 9 p.m. Yeiiii!!!

Mucho y nada

Tal vez haya mucho que contar, tal vez no haya nada. Tal vez solo quiero tomarme las cosas con calma, y me está gustando.

Solo sé que pasé un excelente fin de semana, cine, Six Flags y muy buena compañía.

Update: Y como no tenía ganas de escribir, mejor dejo las fotos aquí y aquí.

Otra historia

Hace algunos días, Rox me platicó que le había escrito un chaval (jaja) de acá del defectuoso. Le dijo que era fan de los Botellos y le pasó mis datos. La semana pasada me escribió, lo agregué al messenger y platicamos. Lo conocí el jueves en el concierto de Botellita de jerez. Un tipo divertido, él, su hermana Denisse y sus cuates me cayeron de poca madre.

El domingo me dijo que había creado ya su blog (yeii, uno más :P), es este. Y además, tiene una estación de radio por internet, donde transmiten dos programas que he escuchado estos días, aunque nomás se la pasan echando desmadre él y Denisse, su hermana, con los invitados en cabina.

Los programas son:
La otra cara de la moneda. De lunes a viernes de 6 a 8 de la tarde.
Máscara contra cabellera. Lunes y miércoles de 9 a 11 de la noche.

Ahi pa pasar un rato divertido.