Transiciones

Estoy celebrando, celebrando conmigo, con Memo, con mis hijos gatos, con la vida.

Este fin de semana dimos otro pasito, yo lo veo del lado romántico y cursi como siempre, Memo lo ve como una transición. 

No se si será muy fácil o muy dificil adaptarnos a esos pequeños cambios, pero estoy dispuesta a dar lo mejor por que las cosas se vayan acomodando (más) chido, a hacer el cambio mas suave, aunque tendré poco tiempo antes de que mas cambios lleguen (y se acercan), pero estas semanas serán interesantes.

Y estoy feliz por como se han dado las cosas, emocionada, y lo acepto, también un poco nerviosa, pero confío, confío.

Mientras tanto, celebro que ya no voy a tener que ir y venir en mi ciudad, dejaré esa rutina de los jueves y los lunes de ir y regresar con maleta, ropa limpia y ropa sucia, ya no me despertará Titán ladrando como loco todos los días a las 7 de la mañana, ahora me despertarán mis hijos gatos correteándose por mi espalda. Estaré más cerca del trabajo, ya no tendré que ir dos veces a la semana al super, habrá mas gastos, si, pero confío también en que irán saliendo. Tendré que controlar un poco más mi yo-compradora-compulsiva pero se que puedo. 

Ahora solo resta acomodar todo, libros, muebles, ropa, horarios, sueños, brazos en la noche compartiendo todos los días la misma cama y el despertar juntos cada mañana.

Adelante y feliz, que la vida sigue, y nosotros, seguimos volando.

Anuncios