104 cosas +1 sobre mi… 3 años después

O bien este post podría titularse “Ay, como hemos cambiado”, pero me sonaba a canción, jaja.

Hace casi 3 años hice una lista de cosas muy particulares sobre mi y sobre mi vida. Algunas que nunca había escrito, otras que mucha gente conocía. Fue catártico para mi en aquel momento y este fin de semana me acordé de esa lista.

La busqué para poner puntos en las ies, para ver qué tanto han cambiado las cosas, o he cambiado yo… y me di cuenta de que muchas cosas lo hicieron, pero otras cno cambian y no cambiarán nunca.

Asi pues, retomo aquella lista, y marcaré en negritas las cosas que han cambiado, con una breve explicación debajo, de como lo han hecho. Creo que será divertido también esta vez.

Ahi voy.

1. Soy una ociosa y muy, muy curiosa.

2. Soy hija de padres divorciados.

3. No tengo prácticamente ningún recuerdo de mis padres juntos. Tengo recuerdos aislados de cada uno y de la casa donde vivimos cuando era pequeña (se separaron cuando yo tenía como 5 años), pero nunca juntos.

4. Veo a mi papá solo una o dos veces al año y ya no lo extraño.
Sigo viendo a mi padre una o dos veces al año, pero las cosas han cambiado mucho. La relación se ha hecho muchísimo mas fuerte los últimos años. Ahora si lo extraño y me gustaría pasar mucho mas tiempo con el, pero no siempre se tiene todo lo que se desea…

5. Desde chiquita me encantan los animales, siempre anduve adoptando perros y gatos de la calle, aunque los gatos siempre los tenía que regalar porque a mi mamá no le gustan. A mi me fascinan.
Jaja, hoy tengo 3 hermosos gatos 🙂

6. Mi abuelo fué mi papá para mi.

7. La pérdida más grande que he tenido ha sido precisamente la de mi abuelo.

8. Soy sumamente impaciente con la gente lenta o torpe.

9. Casi toda mi vida escolar fuí ratita de biblioteca, hasta el último año en la Universidad, que fué cuando me valió madres todo y me empecé a reventar.

10. Mi vida y mi personalidad cambió radicalmente durante ese último año en la Universidad.

11. Tuve mi primera relación sexual a los 18 años y francamente, no me gustó.

12. Hace algunos años, llegué a aborrecer el sexo.

13. Hoy me fascina y lo disfruto enormemente, mucho tiene que ver con mis parejas anteriores y la actual.
Y hoy lo extraño! jajajaja

14. Me da mucho miedo un embarazo, pero me dá mas miedo no poder embarazarme en algún momento de mi vida en que lo desee.
El último año fue radical para este punto creo yo, pues hubo un par de ocasiones en las que me llevé un buen “susto”, aunque gracais a eso me di cuenta de cuántas ganas tengo de ser, algún dia, mamá. Y ya no me da tanto miedo…

15. Quiero tener un hijo a los 33 años.
Todavía estoy a tiempo! jojojo

16. Me enamoro muy fácil, de todo.

17. Nunca había sido tan feliz en mi vida personal y de pareja como lo soy ahora.
Y como todo lo hermoso en la vida… tuvo que terminar.

18. Compartí vida y casa con un hombre durante casi tres años. A veces me siento como si estuviera divorciada.
Y ahora doblemente 😛

19. La esposa de mi papá me ha odiado desde que me conoce.

20. Tengo dos medios hermanos (hijos adoptivos de mi papá).
Y mi hermana postiza tiene ahora dos hijos: Samuel y Ana.

21. Creo que lo único que le he admirado a mi padre es la pasión que algún día tuvo por ayudar al prójimo, de ahi que fundara una casa hogar y ayudara a muchos niños. Ahora me decepciona un poco que lo haya abandonado, y ande quien sabe donde, de misionero o algo por el estilo.
Hoy se muy bien dónde está, qué es lo que hace y porqué lo hace. Y sigo admirando su labor y su corazonzote!

22. Nunca tuve una buena relación con mi mamá hasta que dejé de vivir con ella.

23. Amo y adoro a mi hermano. Uno de mis mas grandes temores es que algo le pueda pasar. El día que se accidentaron sentí que se me salía el corazón, fué muy feo.

24. Soy hiperactiva.

25. Me deprimo con facilidad.

26. De chiquita, quería ser aeromoza, después veterinaria y acabé estudiando diseño gráfico.
Ahora soy fotógrafa tambien 🙂

27. Uno de mis sueños guajiros es ser jockey de carreras de caballos.

28. Me encantan los caballos.

29. Tengo un piercing en el ombligo que me gusta mucho.

30. Algún día me tatuaré mis alas.
Yeiii!! Lo cumplí, y tengo un año que cargo mis alitas en la espalda.

31. Soy muy, muy miedosa.

32. En la facultad, odiaba las clases de diseño editorial y ahora es lo que más me gusta de mi profesión.

33. El 33 es mi número favorito.

34. Me encantaría viajar alrededor del mundo junto a la persona que amo.
Hice algunos viajes inolvidables con la persona que amaba en aquel momento. El sueño sigue, con quien tenga que llegar, o sola, ya no me importa la compañia.

35. Tengo una extraña fascinación por Egipto y su cultura, algún día estaré allá.

36. Aún tengo una deuda pendiente con mi abuelo: el puerto del Sardinero.
Este mes el puerto del Sardinero apareció vívidamente en un sueño, junto con mi abuelo y una persona que me ha ayudado muchísimo a levantarme en estos momentos difíciles, aunque esté lejos y no lo sepa.

37. No puedo dormir con calcetines puestos.

38. Me prendo en dos segundos con las caricias en la espalda.

39. Huelo todo, me encanta oler todo, aunque no siempre me guste lo que huelo.

40. Quiero operarme los ojos para corregir mi miopía.
Esto también está hecho, y dejé los anteojos que utilicé por tantísimos años.

41. Tengo una cirugía estética en nariz y barbilla.
A la fecha llevo dos en la barbilla, pues este fin de semana me corrigieron aquella de hace casi 10 años, que me había quedado mal. ahora si, derechita y bonita.

42. Cuando estaba en la secundaria, era super fan de Magneto.

43. Ya en la preparatoria y un poco después, lo fuí de Caifanes / Jaguares.

44. Me encanta leer, y la literatura fantástica es mi favorita.

45. Nunca me han gustado las palabras “nunca” y “siempre”, pero siempre las uso. 😛

46. Me gustaría ser reportera o periodista.

47. Soy muy obsesiva con la ortografía.

48. Me encantan los chetos y los fritos de limón y sal.

49. Mido 1.56.

50. Me he hecho 3 veces la prueba del sida. Todas con resultados negativos.

51. En contadas ocasiones me he arrepentido de haber hecho algo.
Aunque ahora prefiero arrepentirme de algo que hice, que de algo que no hice.

52. Cuando conocí a mi banda de Toluca comencé a tener verdaderos amigos por mi y no por herencia.
Y los extraño muchoooo!!

53. Mi mejor amigo es Alán, mi enano. A él lo conozco prácticamente de toda la vida, 21 años.
Lo volveré a ver muy pronto! igual que a muchos de mis compañeros de secundaria y prepa.

54. Siempre me han dicho que parezco más joven de lo que realmente soy.

55. Una de las personas que más me han marcado, y que me han cambiado para bien a pesar de todas las broncas y de ya no estar juntos, es Ernesto.

56. En la secundaria tenía un grupo de cuates bien chido, prácticamente a todos les he perdido la pista aunque de repente alguno aparece por ahi.
El reencuentro está en marcha…

57. Tengo mas amigos hombres que mujeres. Siempre ha sido así.

58. Me gustaría envejecer en una cabaña en un bosque, tranquila, y acompañada por el hombre de mi vida.

59. Si, soy estúpidamente romántica y soñadora. Cursi también.

60. Me gusta cocinar, aunque no soy muy buena.

61. Odio lavar los trastes.

62. Soy bastante desordenada, pero en mi desmadre se dónde está cada una de mis cosas.

63. Creo que, además del sexo, no hay cosas más placenteras que comer y bañarme (o nadar). Me encanta el agua.

64. Soy muy melosa, me encanta abrazar, apapachar y comer a besos.

65. No me gusta el calor, prefiero el frío.

66. Sólo he salido del país una vez, a España el año pasado. Y hay muchos lugares de México que me encantaría conocer. Uno de ellos es Chiapas.
En este tiempo conocí también Perú y me encantó, además de muchos viajes por mi pais. Chiapas sigue pendiente.

67. Odio la Coca-cola, aunque a veces la tomo con helado de limón.

68. No me gusta el queso, ni los chocolates (sólo los Milky Way).

69. Mi color favorito es el azul, y odio el rosa.

70. Me enojo con facilidad, soy muy voluble y explosiva.

71. Soy fan de Flickr.

72. Me encanta Joaquín Sabina.

73. Mi primera borrachera fué en una navidad con mis primos. Yo tenía 20 años.

74. Soy bastante sociable, aunque las multitudes ya no me gustan tanto.

75. Creo mucho en la vibra de la gente, y alguien que no me late desde el principio es difícil que me caiga bien en el futuro.

76. Casi no veo TV, sólo una que otra serie de Fox, como 24 o Nip Tuck.

77. Soy adicta a internet.

78. Me considero bastante sincera.

79. Una persona a la que extraño mucho y que me dolió el que se haya alejado de mi, es Daniela.

80. Con la mayoría de mis ex me llevo muy bien en la actualidad.

81. Me gusta mucho la música de autor, y uno de mis cantautores favoritos, además de ser un buen amigo es Pedro Sandoval (te extraño!).

82. Si me ganara la lotería, me compraría una casa, un caballo y viajaría por todo el mundo.

83. Me gustan los días nublados.

84. No me gusta dejar las cosas a medias.

85. Soy adicta al celular, aunque soy alérgica a los relojes de mano.

86. No me gustan los collares, pulseras y colguijos.

87. Colecciono revistas, gorritos y dvds.
Figuritas de gatos también

88. De niña, tenía un jardín secreto en el cerro de Joco (mi pueblito) e iba ahi cada que podía con mi Morita (mi yegua).

89. Me gusta mucho la naturaleza, las actividades al aire libre y acampar.

90. A todo le pongo limón (es mal de familia).

91. Me gusta la carne cruda.

92. Me gusta mucho la fotografía, tal vez algún día la tome más en serio.
Alguien en los comentarios me hizo ver que faltaba este punto, gracias Karla!
Y asi es. Cada vez la Fotografía es mas importante en mi vida y la veo ahora como mi futuro. Más que haberla tomado más en serio se ha convertido en mi vida y me ha dado muchísimas satisfacciones 🙂

93. Extraño mucho a mi Bicha.

94. Me gusta planear mis actividades, aunque a veces es chido hacer locuras improvisadas.

95. Me gusta mucho mi trabajo, aunque me gustaría, a futuro, dedicarme al freelance.
Ahora mi futuro profesional gira en torno a la fotografía

96. Me río con mucha facilidad.

97. Soy muy mala para contar chistes, y para enseñar cosas.

98. No sé manejar.

99. Me gusta la ciudad, pero me gustaría vivir en un lugar más tranquilo en el futuro, no en una ciudad tan grande.

100. No pensé que terminaría esta lista tan rápido.

101. Soy muy detallista cuando quiero.

102. Admiro a mi mamá, por sacar adelante a la familia solita.

103. No me costó trabajo dejar de fumar, y ya casi no bebo.

Y el último:

104. Estoy enamorada hasta el tuétano de Altamar. Creo que ahora si encontré al hombre de mis sueños.
Hoy el amor de mi vida es un pequeñito de casi 2 años que se llama Eduardo y es hijo de mi hermano. A nadie he querido como a él.

105. Seguiré esperando que mi principe azul se aparezca. Aunque las experiencias vividas los últimos años han cambiado un poquito el concepto que tengo de lamor y de las relaciones de pareja, sigo creyendo que por ahi, en algún lugar, existe alguien para el que puedo ser la persona más importante y que será con el que realizaré muchos de mis sueños por cumplir. Y se que llegará en algún momento a mi vida 🙂

Anuncios

Eduardo

Eduardo Un año y nueve meses han pasado desde que este pequeño llegó al mundo, y a mi vida.

Y llegó para cambiarla. En verdad. Nunca había sentido por nada o nadie lo que siento por el. La felicidad que me hace sentir el escuchar su risita, cuando de la nada, o por alguna tontera mía le sale espontáneamente. No puedo explicar lo que sentí cuando por primera vez me dijo: Tía Caro. Wow! Eso es la felicidad?

Cuando estoy con él nada es igual. Todo se me olvida, los problemas, la tristeza, la nostalgia y la soledad. El recuerdo de esas noches tristes se borra por completo. No tengo ojos para nada ni nadie más. Disfruto al máximo esos momentos que comparto con él. Me vuelve loquita! Me agota, me cansa, me trae arriba y abajo tomando mi mano en la suya, jugando, paseando, corriendo, gritando…

Este fin de semana estuve con el, en la feria del pueblo. Y no me soltaba, y yo no soltaba mi camara. Se ha acostumbrado a ella pues desde recién nacido me ha visto siempre asi, con la cámara en el cuello, detrás de ella. La ve en mi cuello y cierra sus ojitos: es su forma de decirme que quiere que le tome una foto y yo lo amoooo!!! Me quiere y me busca y me abraza y me besa y yo me derrito.

Creo que los 10 minutos mas felices desde hace mucho tiempo fueron esos cuando me subí con él a uno de los juegos. Un gusanito tipo montaña rusa pequeño. Iba junto a mi gritando y no paraba de reír. Su carita era genial!! De verdad que verlo asi, inocente, divertido, fascinado, emocionado, para mi no tiene precio… como lo dije al principio, es algo que no puedo explicar.

En fin, este post lo dedico a ese pequeñito hermoso que llegó a robarme el corazón y que ha tomado un lugar en mi vida que nadie, nunca, podrá ocupar ya. 🙂

Te quiero Eduardo.

Post Invitado

Hace unas semanas, mi amigo Agustín Fest me envió un correo invitándome a escribir un post para ser publicado en su blog, El Arbol de los mil nombres, como celebración de su cumpleaños numero quien sabe cuantos.

Desde hace un rato que no me ponía a escribir, pero poco a poco la inspiración va regresando a mi y han salido un par de postitos divertidos -para mi- los últimos días.

Agustín sorteó y nos dio el título que deberia llevar nuestro texto. “Gatonegro y su novia” fue el que me tocó a mi. Cuando respondí a su invitación, le conté algunos de los últimos chismecitos de mi vida y dice él que se sorprendió que me haya salido precisamente ese título en el sorteo.

En fin, el post tardó un poquito en salir, en parte por el exceso de trabajo que tengo últimamente, y en parte porque no sabía como empezarlo. Todo me llevaba a lo mismo y la neta no quería hacer un post triste y soso como últimamente me he sentido.

Pero entonces, no se como, de repente el jueves llegó el chispazo, todo se fue acomodando y, en diez minutos libres que tuve en mi trabajo salió el postito, acompañado de una canción.

Y bueno, si tiene un poquito de “autobiográfico” por decirlo asi, pero leve, es imposible no proyectarme últimamente en lo que escribo. Y el resultado fue una breve historia acompañada de una canción, que pueden pasar a leer al Arbol de los mil nombres:

“Gatonegro y su novia”

Yo quedé muy, muy contenta con el resultado de esa invitación.

Gracias Arbolito! 😀

Gira, la rueda…

Hoy una pequeña plática en el trabajo desencadenó una serie de pensamientos que terminaron en este post.

Estoy por cerrar un ciclo, por dejar atrás una etapa de mi vida que me dejó muchisimas cosas buenas, más que los momentos malos que desgraciadamente hay días en que pesan mucho mas, pero que van pasando, y que intento vayan desvaneciendose y desaparezcan con el tiempo…

Esta idea de comenzar una nueva etapa, la verdad me da mucha ilusión. De pensar en las cosas que vendrán, en la gente que llegará o que está llegando a mi pequeño mundo, de cómo he ido aprendiendo y cambiando, de todo lo que se ha transformado, las cosas que he ganado personal y profesionalmente. Los planes, los viajes que se empiezan a dibujar en mi mente y en mi agenda… me da mucha emoción.

Hoy venía caminando por la calle y me calló el veinte, por ejemplo, de que ya no me da miedo caminar sola en esta ciudad (en los rumbos que conozco, claro, tampoco me siento una superhéroa :P). Pero eso, hace casi 5 años que llegué a la ciudad de México, nunca hubiera pasado por mi cabeza. Estos pequeños detalles me arrancan sonrisas espontáneas que agradezco demasiado.

5 años! de verdad que el tiempo ha volado! Todavía recuerdo muy bien cuando huí de Toluca, de sus calles, de algunas personas, pero sobre todo de la soledad. Y ahora, mal que bien disfruto de mi soledad (a veces no tanto, pero vale, ya no me es tan dificil como lo era en aquellos tiempos).

Justo hoy estuve escuchando todo el día los discos de Pedro Sandoval. Hoy apareció Neto en el FB, hoy esa plática me animó a volver a escribir. Hoy pensé mucho en el pasado, y en el futuro, en los que han salido y en los que están entrando… hoy fue un buen dia!

Hoy me muero de ganas de regresar a Toluca, de visitar a aquellos de los que me alejé en aquellos momentos, de recordar, de pasar un rato lindo, ha habido muchos reencuentros las ultima semanas, personas que ha sido gratísimo volver a ver, y miles de buenos momentos que recordar.

En fin… dejaré que esta rueda siga girando. Que los deseos se cumplan, que la gente regrese, o aparezca. Que las cosas pasen como tengan que pasar. Todos los cambios son buenos, y más cuando se ansían tanto como hoy. 🙂

Por cierto, gracias Nalle, que sin querer gracias a ti, volví a escribir.

De como los planes cambian…

Desde hace unas semanas queria tocar este tema. El cómo de repente siento que no es muy bueno planear las cosas, aunque yo no puedo dejar de hacerlo. Tal vez no sea tan malo como pareciera, pero cuando los planes no salen como lo tenías pensado a veces es frustrante, a veces duele, pero a veces también da un poco de risa o al final se agradece.

El fin de semana pasado estuve en Coatepec, Veracruz. Estoy en medio de un proyecto fotográfico en el que he paseado mucho por varios estados de la República y aun me faltan un par de viajecitos más.

El plan para el fin de semana pasado era visitar Xalapa, Coatepec, La Antigua y Veracruz: viajes express, si señor.

Todo iba conforme al plan, todo estaba saliendo increíblemente bien; hasta la mañanita del sábado cuando, en la regadera, me di cuenta que estaba lloviznando un poco afuera. Pensé en que aunque no se sentía tanto frío, llevaba mi sudadera y tendría que ponérmela para salir esa mañana, pues acababa de salir de una gripa horrible y no quería recaer por andar destapadita por las calles.

De ahi siguió una avalancha de pensamientos relacionados: frío-lluvia-sudadera-cartera-bar-chelas-silla-respaldo… nooo!!! me di cuenta de que la noche anterior había olvidado mi sudadera en el respaldo de la silla donde habíamos ido a echar una chelita por la noche. En mi sudadera estaba mi cartera, y mi grabadora. 😦

Salí casi encuerada del baño y le pregunté a Damaris (mi acompañante) si había visto mi sudadera. No. También se acordó que la había puesto en el respaldo de la silla la noche anterior, y que se había quedado ahi. Chale!!

Me recorrió esa horrible sensación de pérdida. Ese hormigueo en el estómago mezcla de impotencia, coraje, y autoreclamo. De “siempre me pasa lo mismo” y nomás no aprendo!!. Luego me reí de mi misma e hice memoria de que era lo que llevaba en la cartera: 400 pesos, mi credencial del trabajo, una tarjeta de débito, mi tarjeta de vales electrónicos y mi credencial de elector, además de algunas tarjetas de presentación, mis RFC’s y las fotos tamaño pasaporte que debo entregar en la embajada española para tramitar mi pasaporte. -Al menos no traía todas mis tarjetas como la vez pasada-, pensé… y me reí porque mi credencial de elector se había perdido un día antes de las elecciones y, de nuevo, no podría votar.

Era muy temprano y en ese momento no podía hacer nada, asi que fuimos al comedor a tomar el desayuno y salimos a caminar para visitar los lugares que habían quedado pendientes el día anterior.

Pasamos a la Iglesia principal -que el viernes estaba atascada de gente porque había graduaciones o algo asi-, y pudimos hacer las fotos que queríamos con la iglesia vacía. Esperamos que dieran las 9 y fuimos al bar a ver si de casualidad algo podíamos hacer.

Estaba cerrado. No había nadie. Nos asomamos al pasillo que había a un lado de la entrada y que daba a algunas viviendas y vimos a una señora haciendo la limpieza. Preguntamos a que hora abrían el bar: como a la 1. Era demasiado tarde para mis planes de ese día.

Ya no recuerdo ni que más le dije pero el chiste es que ella me dijo que tenía el celular del que atendía el bar por las noches y me lo dió. el “Quesos” fue la única referencia del barman.

Marqué y me contestó medio adormilado -y medio pedo- según sus propias palabras. Le comenté mi “problemita” y para mi sorpresa se acordó de mi y me dijo que él había recogido mi sudadera y la había guardado. Vaya suerte!!! pensé yo. Y entre plática y preguntas me dijo que le marcara en 10 minutos. Esperamos, le marqué y me dijo que iba hacia el local y que lo esperáramos ahi 5 minutos más.

Pasó media hora y no llegaba nadie. Yo tenía un vago recuerdo de él, pues la noche anterior le había dado una tarjeta y le había pedido permiso para hacer unas fotos del lugar, para recomendarlo en un reportaje en el que estoy trabajando. Asi estuvimos esperando no se cuánto tiempo y, la verdad, nos estábamos poniendo un poquito nerviosas pues ibamos solas.

Asi estábamos cuando se estacionó una pickup enfrente, con varios chavos que iban empinándose los vasos y se veía a leguas que andaban tomados… ay amasita!! será él??? La verdad esperábamos que no. Se bajó el conductor hablando por el celular, pero no se acercaba. Seguíamos con la duda hasta que vimos que comenzó a caminar hacia nosotras. Yo lo recordaba poco pero me di cuenta de que si era el. La neta nos tembló todito!! Se veía medio mala cara el tipo. Para esto ya teníamos un plan; nos había dicho que el no tenía la llave del local porque se la había dejado a la chica que aseaba el lugar. Había una cerrajería cerca y teníamos pensado decirle que yo le pagaba al cerrajero para que nos abriera y le daba el resto del dinero que traía en mi cartera a él como recompensa.

En fin, se acercó, nos saludó, nos dijo que estaba en camino su primo que tenía la llave del local. Yo rogaba porque el primo llegara pronto porque empezó a hacernos preguntas tipo: y no durmieron? y a donde van, y bla bla bla. Respondimos dando la menor información que pudimos.

Llegó el primo, abrió y nos pidió que pasáramos para entregarnos la sudadera. Yo di un paso pero me arrepentí justo a tiempo y le dije que lo esperábamos afuera, que entrara él. Entró, sacó mi sudadera y me la dió. Estaba todo lo que traía en las bolsas. Quise darle algo de dinero como agradecimiento, pero se negó. Estábamos en el estira y afloja de que si le daba y no quería el dinero, cuando aparecieron un par de patrullas con un montón de policías. Rodearon la camioneta y preguntaron quien la traía. Para este momento creo que Damaris y yo estábamos a punto de hacernos pipí del susto!! jajaja

El Quesos dijo que él traía la camioneta y se acercó a los policías. Nos quedamos con el primo y le dijimos que muchas gracias, que ya nos íbamos y que qué pena que por haberse estacionado en doble fila por nosotras los iban a multar. Nos dijo que ese no era el problema, sino que la camioneta tenía “broncas” desde antes. Apenas dijo eso y le dije bueno muchas gracias y nosotras ya nos vamos. Creo que no nos echamos a correr porque andábamos medio paralizadas de miedo pero caminamos lo más rapido que pudimos y nos fuimos a la plaza principal. Tenía que regresar a la iglesia para terminar un asunto pendiente y me cae que me dió mucha risa (no soy católica), pero en cuanto pisamos el atrio me sentí tranquila y corrimos a meternos dentro de la iglesia! jajajaja

Ya ahí nos dimos cuenta de que era muy tarde. Todavía teníamos un lugar por visitar y ya se nos había ido el tiempo. Entonces comenzamos a considerar el ya no ir a Veracruz. El asunto pendiente en la iglesia también me llevó mas tiempo del planeado y al salir decidimos ahora si, ya no ir a Veracruz. Buscamos un museo al que queríamos ir y resultó un fiasco… entonces, ya de regreso al hotel nos topamos con la tienda del Museo del Cafe-tal Apan. Habíamos oido de el y entramos. Compramos algunos souvenirs y estando ahi tomamos la decisión de darnos una vuelta al museo, que estaba un poquito lejos en las afueras del pueblo.

Y eso hicimos. Salimos del hotel y nos fuimos al Museo. Y que bueno que fuimos!!

Wow!! Al final del día, con todo y las aventuras, y que no hice todo lo que tenía planeado, reíamos y pensábamos en la suerte que tuvimos, y en la curiosa la forma en que los planes cambiaron y acabamos en un lugar increíble en el que, por cierto, salieron más proyectos a realizar.

Esos son los casos en los que un cambio de planes inesperado se agradece. Y además, yo siempre he dicho que tengo un angelote que me cuida siempre. Un angelote que se llama Abuelo Yeyo, y que siempre me decía: “por algo pasan las cosas”.

La pagina del museo: Cafe-tal apan

Y por cierto: mil gracias a Damaris por ser mi acompañante-chofer-pañodelágrimas y aguantarme y escuchar mis historias todo el camino 😛

Española

vino

El viernes pasado, obtuve luego de muchos años de estarlo deseando, mi nacionalidad española.

Y asi, algunos sueños se van cumpliendo, otros dolorosamente se han derrumbado, unos más están en proceso y algunos otros tendrán que esperar un poco más…

Pero la vida sigue, y no pinta tan mal después de todo 🙂

Mi nueva página

Estos días he estado apuradita terminando mi nueva página de fotografía. Es mi portafolios fotográfico con una selección de mis mejores fotos (según yo, claro), y también pretendo que sea una fuente de trabajo para mi con las sesiones fotográficas, que por cierto, ahora me esto especializando en sesiones de bebitos.

Quedé muy contenta con la paginita, aproveché todo lo que he aprendido en mi trabajo con flash para diseñarla y espero que les guste a todos. Quizás todavía habrá algunos detallitos que ir ajustando con el tiempo y claro, ir completando y agregando más fotos en el futuro.

Se las presento entonces:

Carolina López Fotografía Ahh!! y estoy feliz porque pude comprar mi dominio! 😀

picture-10

Y aprovecho para poner también por acá el link a mi anuncio de las sesiones de bebés en mercado libre, por si a alguien le interesa, pueden dejarme también por acá un mensajito ó enviar un mail.

Sesiones para bebés

Negocios, negocios…

Desde hace algunos mesecitos he comenzado un par de negocios alternativos a mi trabajo, uno ya me ha dejado buenas ganancias ( un refri nuevo), y el otro apenas está comenzando.

El primero está en Mercado Libre. Vendo discos duros y recientemente productos de Betterware para el hogar.

Mi eshop la pueden visitar en:

Blue Cat Home

Del otro negocio vengo a platicar mañanita, pa tener algo que contar además de que merece post separado, y ojalá que haya gente interesada en el!

Buen resto de martes a todos