Post Invitado

Hace unas semanas, mi amigo Agustín Fest me envió un correo invitándome a escribir un post para ser publicado en su blog, El Arbol de los mil nombres, como celebración de su cumpleaños numero quien sabe cuantos.

Desde hace un rato que no me ponía a escribir, pero poco a poco la inspiración va regresando a mi y han salido un par de postitos divertidos -para mi- los últimos días.

Agustín sorteó y nos dio el título que deberia llevar nuestro texto. “Gatonegro y su novia” fue el que me tocó a mi. Cuando respondí a su invitación, le conté algunos de los últimos chismecitos de mi vida y dice él que se sorprendió que me haya salido precisamente ese título en el sorteo.

En fin, el post tardó un poquito en salir, en parte por el exceso de trabajo que tengo últimamente, y en parte porque no sabía como empezarlo. Todo me llevaba a lo mismo y la neta no quería hacer un post triste y soso como últimamente me he sentido.

Pero entonces, no se como, de repente el jueves llegó el chispazo, todo se fue acomodando y, en diez minutos libres que tuve en mi trabajo salió el postito, acompañado de una canción.

Y bueno, si tiene un poquito de “autobiográfico” por decirlo asi, pero leve, es imposible no proyectarme últimamente en lo que escribo. Y el resultado fue una breve historia acompañada de una canción, que pueden pasar a leer al Arbol de los mil nombres:

“Gatonegro y su novia”

Yo quedé muy, muy contenta con el resultado de esa invitación.

Gracias Arbolito! 😀