El viaje a Perú: Dia 4

Se suponía que pasarían por nosotros a las 4:30 de la mañana al hostal. Llegaron a las 4. Acabábamos de escuchar la alarma en el despertador cuando Edgar tocó a la puerta de la habitación para decirnos que habían llegado. 15 minutos después etábamos abajo, pues habíamos dejado las maletas preparadas desde la noche anterior.Ahi conocimos a Alex, que era el encargado en la agencia de pasar por los turistas a sus respectivos hostales y llevarnos a la terminal de autobuses donde saldríamos en dirección a Mollepata. Preguntamos por que se había adelantado la salida y nos comentó algo de un paro agrario y bloqueos en carreteras que habían sucedido las semanas pasadas, y que querian evitarlos, por eso salíamos antes.Llegamos en taxi a la terminal y nos subieron a un camioncito viejo. Estaba casi lleno de gente local, y 4 asientos ocupados por turistas, dos chicas que hablaban inglés iban a nuestro lado, y al frente una chava y un chavo que parecían gringos, él platicaba de vez en cuando con las gueritas de al lado. Nosotros estábamos calladitos más llenos de sueño que de otra cosa. Esperamos más de media hora y el camioncito no salía, luego llegaron dos turistas más, que se sentaron atrás, y entonces el camión salió. Ibamos rebotando por el camino pero no muy atentos al mismo, hasta que de repente se detuvo en la carretera, se escucharon algunas palabras, preguntas y de repente escuchamos que la carretera estaba bloqueada y debíamos regresar a Cusco.Un poco decepcionados, mirábamos ya el amanecer en al carretera, pero de regreso. Llegamos de nuevo a la terminal y nos reunimos abajo del camión, el que era el guía nos explicó que había bloqueos y no podríamos llegar a Mollepata, pero que allá ya estaban esperando los caballos con los víveres y el cocinero para el viaje, así que se volvería a intentar a la madrugada siguiente, porque se suponía que el paro solo duraría 24 horas. Hicimos migas con los últimos turistas que llegaron al autobus, Alejandro (Argentino) y Macarena (Española).Quedamos de vernos a las 5 de la tarde en la fuente de la plaza de armas y partimos cada quien a su hostal a descansar un poco más. Tocamos a la puerta del Piccola y le comentamos a Edgar que no habíamos podido salir a la excursión, que si podíamos subir a la habitación a dormir un rato, y accedió diciéndonos que el cuarto vencía a las 11, entonces subimos a dormir unas horas más, y como “Cecilia” ya estaba reservada para otros turistas, teníamos que cambiarnos de habitación para pasar esa nueva noche en el hostal que no estaba planeada. Nos pasaron a “Alex”.Después de descansar un rato salimos a pasear al pueblo. Y estábamos tomando fotos en la plaza de armas cuando nos encontramos a Jorge, el de la agencia que nos había vendido la excursión y se sorprendió de vernos ahi. Le contamos lo que había pasado y entonces nos ofreció salir en el “City tour” para aprovechar el día. Nos vendió el viajecito en 15 soles y quedamos de salir a la 1 de la tarde. En este nuevo tour por las ciudades y ruinas aledañas a Cusco conocimos el templo del Qoricancha, en Cusco, la fortaleza de Sacsayhuaman, en la parte alta de la ciudad de donde se tiene una panorámica increíble!, el laberinto de Quenqo, una breve visita a Pucapuccara, y terminamos en Tambomachay. Todos estos lugares estaban incluidos en el boleto turístico que habíamos comprado un día antes así que fue un día bien aprovechado.Regresamos justo a tiempo para reunirnos con Ale y Macarena en la fuente del centro, y nos invitaron a tomar unas “cusqueñas” a un Irish Pub, donde habían quedado de verse con unos chilenos que conocieron en su hostal. Las cusqueñas estaban deliciosas (cerveza peruana), y comimos unas botanitas en el lugar. La Happy hour empezaba hasta las 8 pero era muy temprano, pedimos para terminar un pisco sour cada uno y nos llevaron 2 cortesía de la casa, nos adelantaron la happy hour a nosotros, jeje. Estuvimos a gusto platicando con ellos y los chilenos nunca llegaron. Para las 7 u 8 de la noche Memo y yo ya andabamos medio borrachitos con los piscos y la cerveza. Decidimos irnos a descansar porque al otro día había que madrugar otra vez para poder salir en la excursión. Nos despedimos de nuestros nuevos amigos y nos fuimos a dormir al hostal. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s