Mis tortuguitas

Casiopea y Momo

Ellas son Casiopea y Momo, mis tortugas. Esta es una de las últimas fotos que les tomé.

Han vivido conmigo durante dos años y medio, han crecido junto a mi, las quiero un montón.

El sábado pasado, al regresar de mis vacaciones (que por cierto disfruté muchísimo), las atacó un animal en el jardín, donde vivían en la fuente, y todo parecía indicar que estaban felices ahi, era un lugar amplio, tenían mucho espacio donde caminar, nadar, esconderse de la lluvia y tomar el sol.

Con lo que nunca conté fué con la posibilidad de que las atacaran. Al principio pensamos que había sido un gato, por las marcas en sus caparazones, pero hoy me dijo su veterinario que fué un rata 😦

Encontramos a Momo volteada hacia arriba, y a Casiopea no la veíamos por ningún lado. Estaba escondida como a unos 7 metros de la fuente, entre las plantas, asustada. Yo tomé a Momo y la voltée en la fuente, pero no me di cuenta de que estaba herida. De repente la vi cojear, le dije a Memo y el fué el que se dió cuenta de la magnitud del ataque. Prácticamente le deshicieron una manita, y la otra también se la mutilaron, además de una mordida en su nariz, lo que la dejó muy muy mal herida.

La llevamos al veterinario y les inyectó antibiótico y les recetó una pomada, pero no me quedé tranquila, pues yo sentía que el dolor de Momo era demasiado. Las cuidé durante el fin de semana y estuve investigando en la red. Un amigo de Flickr, Jorge Mexicano, veterinario, me dió los datos de un compañero suyo, especialista en reptiles del zoológico de chapultepec. (Mil gracias Nahual!!! )

Hoy hablé con el especialista, hoy le llevé a mis dos pequeñas, y hoy se me partió el corazón al saber el diagnóstico y el tratamiento a seguir.

Casiopea está bien, una pequeña herida en la parte de abajo de su caparazón y un dedito solamente. Pero Momo perdió una manita, tuvieron que amputarla por la mordida tan fuerte que sufrió. La otra manita salvó un par de deditos y sólo hubo que suturarla. Sigue en el hospital.

Sentí horrible al ver sus heridas, al darme cuenta de su sufrimiento y al saber el diagnóstico. Aunque también me dijo el doctor que tiene una gran posibilidad de recuperarse y de tener una buena calidad de vida a pesar de la falta de su mano. Pensé en la posibilidad de sacrificarla si no tenía buenas esperanzas, pero el veterinario me dió un poco de ánimo y tomé la decisión de operarla, de cuidarla y de ayudarla a sanar y a vivir feliz lo que le quede de vida.

Es muy duro ver sufrir a una mascota a la que se le tiene tanto cariño. Pero es un alivio haber encontrado a un médico en el que confío y que podrá ayudarlas.

Espero tener buenas noticias pronto. En verdad que no he podido dormir desde el sábado pensando en ellas. Pero hoy dormiré más tranquila sabiendo que ya están en buenas manos…

Sólo me queda darles un consejo: si quieren a sus mascotas cuídenlas mucho! quiéranlas mucho y busquen que tengan la mejor vida posible. Un animalito puede llegar a ser más que una buena compañía, se vuelven parte de tu vida.

Espero que mis pequeñas se recuperen rápido.

Anuncios

5 thoughts on “Mis tortuguitas

  1. … primero, … bienvenida de tus vacaciones! y pues de tus tortus, que triste =(, … yo tengo perros y gato, y es cierto… son de la familia, son mis amores y en verdad el corazón se apachurra cuando uno los ve mal, … pero lo bueno es que te tienen a tí que las cuida, … espero se recuperen pronto, …

    Buen martes!

  2. haaaaaay me dio no se qué, mi Lola nos duró 13 años, se murió cuando me fui a CR y la Macumba va para allá ahora en el depa tenemos un pecesillo que se llama Mundac@ y es la onda, no me imagino lo que sentiría si algo le pasara, a veces me voy con mis cuates y es la razón por la que no trasnocho porque me dá no sé que cosa que se quede la noche sin comer.
    ánimo amiga, ya veras que tu tortuguita sana con mucho amor.

    Muerte a la rata cabrona!!!

  3. pues a nosotros se nos perdió el pinche gato de la ofi:

    http://sivoli.blogspot.com/2007/07/gato-pacheco.html

    Y aunque no soy muy afecto a los gatos le empezaba a tener algo de aprecio al latoso ese.

    Sigue sin aparecer… a ver que sucede. Por supuesto que aquí en la oficina se vive un silencio selpulcral. Has de centa que faleció un hijo. Así de cañón se sienten las mascotas. Yo prefiero los perros.

    Saludos, Caro.

    ————

    Ouch! pobe gatito, ojalá lo encuentren. Y si, se ve cagadísmimo en el video 😛

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s