Regresiones y apachurramientos

Como nunca logramos ponernos de acuerdo los de la cofradía de los calcetines felices (los extraño!!), decidí, parada enfrente de la cartelera del cine que queda cerquita de mi casa, meterme al cine solita, y al llegar a casa, una llamada me dejó apachurradito el corazón.

La película que vi: Regresiones, The Jacket el titulo en Inglés. Hace ya un ratote que tenía ganas de verla, pero no se había podido… y me dejó con un gran sabor de boca, esperaba mucho menos de la película pero me encantó, la historia, las actuaciones, el rollo visual… No contaré mas detalles pero es muy, muy recomendable…

De regreso a casa, como siempre me pasa cuando ando en el metro, o en el bus, o caminando en la calle, pos me pongo a pensar en mil cosas, en cosas del trabajo, en cosas personales, la mayoría de las veces. Muchos posts han salido de estos momentos en que, si no estoy leyendo… mi cabecita va pensando como loquita, y eso pasó hoy… y por eso al llegar marqué su teléfono enseguida. Es un hecho que la respuesta no fué la que quería escuchar, pero fué un buen punto el que estuvimos hablando, un tema que no habíamos tocado… pero, la neta si quedé ¨apachurradita¨, como le decía hace ratito al buen Gallito. Es curioso como esos personajes (conocidos, y no conocidos personalmente, como él) de la blogósfera, se pueden convertir en tan buenos amigos, y en valiosos oídos para escucharte cuando más lo necesitas.

De ambas pláticas pude concluir esto:

• Es un hecho que debemos respetar espacios y tiempos de la otra persona. Y compartirlos sólo cuando ambos deseamos hacerlo. Aunque a veces sea tan difícil, especialmente cuando no se vive en el mismo lugar y sólo hay unos cuantos días a la semana para estar juntos 😦

Este punto me hizo recordar una hermosisisima cancion de Presuntos implicados, que, por supuesto, va con dedicatoria especial para mi Altamar (te extraño tanto!!):

Powered by Castpost

Y siguiendo con las conclusiones estas o puntos importantes de los que estuvimos platicando:

• Lo ¨demandante¨o fastidiosa que puede llegar a ser una persona en una relación:
1. Simplemente pedimos lo que queremos, eso no significa que deba cumplirse.
2. Tenemos derecho [niñas y niños] de pedir nuestro espacio y de pedir apapachos, y eso no nos convierte en ninguno de los extremos.
3. Los hombres dicen menos de lo que les gustaria decir, eso no los hace menos “demandantes”.

• Las veces que hemos estado enamorados, -muchas- y las veces que este enamoramiento ha pasado a ser algo más y ha convertido a esa persona en alguien que ha ¨marcado¨ tu vida de alguna manera -pocas, en mi caso, solo tres, hasta ahora-

• Cómo puedes ¨presentir¨cuando una relación va por buen camino, de cuando sabes que será una de esas relaciones que te ¨marcarán¨, y solo por eso, vale la pena compartir, discutir, alegar, reir, enojarse, llorar: y nadie sabra que pasara, pero por eso vivimos al máximo y no le dejamos nada al hubiera.

• Y al final, de como es dificil imaginarme “apachurradita” cuando en mis fotos reflejo mucha alegria. (casi nunca me tomo fotos triste), y de como van y vienen las ganas de cenar 😛

Mil gracias Gallito!!

Anuncios

One thought on “Regresiones y apachurramientos

  1. el gallo es la neta!!! Deberia usted entrarle al rollo ese de Gallo Inc. jajajajaja.

    Hijole nena como que nos hace falta platicar . . . dia a dia salen cosas nuevas . . . :S

    Y ps perdon por lo de ayer, pero ya tenia compromiso desde la semana pasada :S

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s