Y el sabadito???

Amanecimos tremendamente crudos por ahi de las 12 del día y nos lanzamos por unos ricos tacos de ¿¿”chambarete”???, algo así, pero que nos supieron a gloria a todos (jaja… por cierto, nos encontramos a una tía y a nuestra otra prima ahi en los tacos). Ahi llegó la segunda tanda de borrachos a Cuerna y después de ir a dejar las maletas a la casa de los abuelos de Aleta (donde pasaríamos esa noche), y darnos un baño, regresamos a la casa de Chilo (el sabado el pinche sol se nos escondió todo el día).

Ahi empezó la fiesta otra vez… aunque al principio Ale y yo nos entreteníamos haciendo pulseritas y Mon entrenaba con los “changuitos”, mientras Mike estaba divertidisisisimo viéndonos a las tres, jaja.

Los juegos.
Esta vez los juegos que todos jugamos fueron “Los changuitos” que la neta, me sorprendió la capacidad empedadera que tiene este pinche jueguito para niños de 4 años que hábilmente Aleta adaptó para poner hasta la madre a cualquiera que se aviente a jugarlo (la palmerita tiene varios niveles con palitos, y arriba se suelta el montón de changuitos, se tira un dado y segun el color se van sacando los palitos, el chiste es que los changos no se caigan, pero el punto acá era que al que se le caía el chango -jaja- le tocaba un castigo, e iba dependiendo de cuántos changos se caían) Y 100 mexicanos dijeron.

Los pinches castiguitos fueron desde el clásico caballito de tequila (yo nomás tomaba chela, otra cosa ya no me entraba) y los hidalgos hasta que empezaron de zoquetes a castigar con besos…

Pero cuales castigos!!! Aleta y Mike son novios, la Rana y Pao también… a Mon el Chilo no le era indiferente, pero a mi!!! a mi!!! a mi si me castigaron los hijos de su pinche madre!!! (Ale, entiende que NO NECESITAS BUSCARME GALÁN) snif, si nomás hace falta ver estas dos fotos, jajajaja!!!

En fin… intentaron hacerlo de nuevo, pero por supuesto que los mandé derechito a chiflar al monte!!! ni madres!!!, de ahi siguió el juego por horas y horas hasta que ya todos bastante ebrios, se aburrieron y decidieron ponerse a bailar, todos le zapateamos a gusto y después al Chilo animó a todos con un viejo popurrí: Imaginen a todos hasta el huevo de borrachos cantando estas cancioncitas:

-La vida es mejor Cantaaaaaaaaando, de Timbiriche.
-El calendario de amor, de timbiriche (y todos nos la sabíamos, me cae que si)
-Parchis chis chis.. parchis chis chis, es el juego de colores que cantamos para ti!!!
-La Feria de Cepillin (era cagadisimo que cada quien tocaba el instrumento que quería a la hora que se le daba la gana: tara tara, pom pom, tan tan, jajaja!)
-Iremos juntos (con todo y coreografía, parejiiiitos -si, como no!!!)
– y rematamos con el Ratón Vaquero, ya luego empezaron a poner sus cumbias y canciones más nacas que la fregada, jajaja.., pero igual, bien que nos las sabíamos todos!!!

Rafita acabó out, pero no soltaba el vaso, como buen borracho:

Y al final, como siempre, el alma de la fiesta fue Veinte, que acabó crudísimo al otro día, y con nuevo “look”, cuando, al fin, pudimos tirarnos al sol toda la mañana 😀

Anuncios

6 thoughts on “Y el sabadito???

  1. ha que carito esta . . . pobrecito de veinte . . . cuidelo, no le vallana a querer quitar la patria potestad por malos ejemplos . . Ya se hizo todo un vicioso social . . (lo llevas el jueves je je je)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s